HOCKEY - Un camino

Un camino

El hockey es parte fundamental en la formación de nuestras alumnas. Su primer contacto con este deporte es a los 7 años, cuando entran a Form 2. Allí comienza un camino fascinante, que para algunas, y aún sin saberlo, va a ser un camino para toda la vida. Sin embargo, sea este camino más largo o más corto, lo que es seguro es que el hockey las habrá enriquecido. 

Comienza como un  momento de juego y diversión, donde adquieren sus primeros conocimientos: la toma del palo, los golpes y las reglas básicas. Año a año irán mejorando su técnica, perfeccionando sus pegadas, agregando habilidades y entendiendo el juego en su sentido más amplio. Pero lo más lindo del hockey es lo que no se ve: lo que hay detrás de un gol, de ganar un partido dando vuelta un resultado, de un abrazo en el círculo previo o de las lágrimas de una final perdida. Atrás de todo eso esta la verdadera esencia del hockey que no hace otra cosa que reforzar los importantes valores que el colegio le inculca día a día a los chicos. 

El hockey es entender que todas juntas son más importantes que las individualidades, que sin esfuerzo no hay éxito, que sin compromiso y dedicación no se pueden lograr grandes cosas. El hockey es sacar enseñanzas de cualquier situación, aún perdiendo. El hockey es valorar y entender a las compañeras y estar ahí cuando te necesitan. Es respetar al rival y a los árbitros. Es saber perder y también saber ganar. El hockey es conocer el valor del cuidado del cuerpo, reconocer que una vida sana nos lleva siempre por mejores caminos. 

Pasarán los años y las chicas se irán destacando por sus diferentes atributos: la aguerrida, la habilidosa, la apasionada, la goleadora, la que siempre está, la carismática. Todas juntas formarán un equipo con personalidad única, pero con un denominador común: defender en esa remera verde los valores importantes de la vida, esos que cada día el colegio le transmite a sus alumnos.

Para quienes amamos el hockey, es emocionante ver cientos de niñas contentas y seducidas por este deporte tan lindo. Es divino verlas dar sus primeros pasos en el sintético, un privilegio del que ni siquiera son conscientes. Pero lo más lindo es verlas crecer como personas. Las vemos llegar ese primer día como niñas, tímidas, con sus palitos chiquitos y bucales más grandes que su boca. Y las vemos crecer y florecer, transformándose en mujeres fuertes, apasionadas y bien plantadas, sanas y disfrutando del juego y de las amistades. Algunas inclusive vuelan más alto representandonos con la celeste, llenando de orgullo a quienes las vimos crecer. 

En definitiva el hockey es un camino sin destino certero, dependerá de cada una hasta donde llegarán. 

Sebastían Castillo

Head of P.E.

 

 

©2014 The British Schools, Founded 1908 - All rights reserved
Phone: (598) 2600 34 21 - Fax: (598) 2601 63 38 - Máximo Tajes 6421 - Montevideo - Uruguay